viernes, febrero 23, 2007

Hablando de correos convencionales...



Hubo una época que hice de coleccionista de los sellos...

Aquella época, cuando llegué a Barcelona 1988, casi todos los estancos vendían los sellos convencionales. No como ahora: unas pegatinas que pone "A". ¿A? ¿Para qué país se puede enviar una carta con esta pegatina "A"?

Me refiero a los sellos con goma seca, pues, o bien tienes que mojarlo su dorso con aquella esponja humedecida que había en cada estanco, o bien, directamente a la lengua. Naturalmente, Japón también funcionaba de este modo.

Desde 1998-1991, pateé por casi todos los estancos de Barcelona. Naturalmente, cuando estuve en otras ciudades como Vic o Ripoll, también.

¿Para qué?

Para la búsqueda de los sellos antiguos olvidados en los cajones de madera de cada estanco.

Encontré un montón de sellos: antiguos y con "céntimos". Cada vez que entraba en un estanco, le he hecho buscar en su cajón al dueño a ver si se quedaban algunos sellos antiguos...

Sé que no he sido nunca una persona convencional... pero ahora me doy cuenta que soy un bicho raro de cojones... perdón, perdón, no, no, de cajones!!!

2 comentarios:

naokokawai dijo...

De cajones con sellos antiguos?

Satellite Girl dijo...

Así es, así es. evidentemente, ya no colecciono los sellos...