martes, enero 30, 2007

Origen del satellite

Se está pasando casi 1 año desde que me abrieron mi página "Lost in Translation".

Gracias a Milo y a Álex.

Por curiosidad, quería saber qué es lo que hacía aquella época. Pues, me he ido a mi página en japonés, Mixi.

Por supuesto que sabía de dónde haya venido mi nombre "satellite girl", pero hay muchas cosas que se me habían olvidado.

¡La constucción de un satélie! ¡Este satélite servía para observa mi pueblo a través del Google Earth!

Incluso, íbamos a construir un satélite especial con las cucharas que tenemos en nuestra cocina del trabajo...

Satélite, satélite... EL jefe del grupo satélit se ha quejado hoy porque le tengo en un rincón sin tener conversaciones... Pero, yo , le contradigo: ¿cuándo tendremos un satélite para observar mi pueblo: la ciudad de Kanazawa?

¿Acaso, pido demasiado, primito?

domingo, enero 28, 2007

aprendizaje


Hay cosas que me desaniman...

Aquellas cosas que antes sabías hacer perfectamente, y te das cuenta al cabo de un tiempo que no sabías hacer...

No se trata de besar... Ni reírme... Ni esquiar... Para hacer estos emocionantes acontecimientos, te defiendes, aunque sea sobre la marcha.

Se trata de... de... de... ¡aparcar!

Si no sé aparcar, no puedo ir a ninguna parte. Claro, aparcar en batería, no me cuesta mucho. Es algo que hago habitualmente. Pero aparcar en fila... Hice prácticas con mi profe... Sí que sabía hacerlo. Pero...

Menos mal que cuando me voy con una amiga, ella se ocupa de aparcar el coche, pero sino...

¡Independencia!!! (No es un anuncio de Ikea...)

Bueno, cada domingo que no hay mucho tráfico, salgo en coche y busco a unos víctimas (nooooo, no hago ningún golpe con los coches de delante ni de detrás!!!)

Pero, advierto que hay una novata que quiere aparcar en esta ciudad...

jueves, enero 25, 2007

35 horas

No entiendo por qué, pero cuando no tengo tiempo, me gustaría hacer más cosas. Cuando lo tengo, no me apetece hacer nada. Estoy atareada desde hace 3 semanas. Todas las tareas exigen tiempo, claro, pues esta montaña como Everest nunca se encoje, a pesar de todo, entonces ya no será la cuestión de tiempo, aunque me gustaría tener 35 horas al día.

Imagino a que estoy jugando a Bomber Man, de Nintendo. Es un robot que trabaja en el Underground, y en cuanto explote más bombas, va a seguir adelante, y por fin se convierte en un ser humano...

No me acuerdo si Bomber Man apagaba las bombas o hacía explotar las bombas...

Siempre intento apagar el fuego, pero a veces yo misma exploto como una bomba.

Mi amiga que en teoría tendría que marcharse mañana (a las 7 am) de España a Japón. En este último momento me llama y me dice: voy a abandonar el billete para mañana. La causa es la ordenanza de sus equipajes.

Si no puedes, no puedes. Lo único es que lo intentas.

Estoy intentando a satisfacer a todo el mundo. Pero, veo que no puedo. Pues... ¿qué le vamos a hacer? Nada. Serenamente, les explico el "porqué" o voy a explotar como una bomba.

... ... ... esta tarde, me he explotado como un cohete. Entonces, mi jefecillo P.E. me ha calmado. ¡Gracias!

miércoles, enero 24, 2007

Chupetin

No sé de dónde ha venido esta palabra. Aunque suene rara, me gusta la palabra.

La mayoría de los lectores de esta página sabe lo que quiere decir, pero por si acaso explico: un día de compensación.

Tras una semana laaarga, que casi vivíamos en la oficina, nos dan una posibilidad de tener un día de descanso. En realidad, no debía tenerlo con tantos trabajos apilados, pero mi cabeza necesitaba un aire fresco para seguir trabajando. El sistema es genial!

He escogido este miércoles para este fin. Primero, me gusta tener un día libre en medio de la semana: miércoles. Segundo, había quedado para ir a comer. Tercero, es que mañana es el jueves!

Esta mañana, he ido a renovar el seguro de mi ciclomotor. En principio, no me gusta cambiar de compañías, aunque sea de teléfono, móvil, etc., etc. Pero, esta vez una empresa me metió un rollo y empecé a estudiar la prima del seguro. El nuevo seguro será más barato, y para un ciclomotor que ni siquiera uso diariamente... pues casi cambiaba de compañía. Pero, a última hora me he enterado de que el nuevo seguro no cubre el seguro del conductor: que me refiero, cuando me pase algo a mi vida con un auto-accidente, nadie cobra nada. En cambio, el seguro antiguo le da algo a mi familia. Esto es la diferencia.

Total, hablo sin rodeos, vuelvo a lo mío: no cambiar de compañía de seguros, despues de casi 10 años de bonificación.

Este tipo de comedura de coco es habitual para mí. Por eso nunca reviso ni seguros ni plan de jubilaciones ni nada.

A partir de la 13:30, tal como lo tenía previsto, he ido a comer con mi viejo amigo. Nos conocemos desde hace casi 12 años. El tipo aparece y desaparece constantemente, pero en fin, siempre está de mi alcance. O más bien, soy yo quien está de su alcance, ya que nunca cambio de domicilio, teléfono, e-mail desde que me resido en Santa Coloma.

Un menú especial para nuestro día en un restaurante en el barrio de Gracia, un par de cafés en un par de cafeterías, etcétera, etcétra... Casi le arruino... Soy mala persona...

Tras reírnos mucho de tonterías y de no tonterías, reflexiono: siempre es agradable ver a los viejos amigos.

Pero hoy ha sido un día especialmente especial ;)

jueves, enero 18, 2007

Dedico a Lonley Bicycle



  • lonely bike (de Milo)
  • domingo, enero 14, 2007

    1/24 parte del 2007


    A lo tonto, a lo tonto, el tiempo pasa. Cuando me doy cuenta, ya he vivido 2 semanas, me refiero a 1/24 parte del año.

    Cuando era pequeña (me refiero a la edad, no altura), el tiempo no pasaba tan de prisa como ahora.

    Añoro un poco la nieve. Cuando era pequeña, casi 1/10 parte de mi vida, había vivido con mucha nieve.

    jueves, enero 04, 2007

    Cumplir años



    Lu con nuestra amiga Carol en el Museo Chillida-Leku, Donosti, el 24 de septiembre del 2006

    Me dedico a mi hermanita Lu por su cumple.

    Según la antigua costumbre japonesa, cuando nacemos, ya cuenta 1 año. Luego, al pasar el año nuevo (ahora el 1 de enero, pero antiguamente era final de enero-al principio de febreo, en caso del 2007, será el 18 de febrero).

    El año nuevo era "día de cumpleaños" para todo el mundo. Ahora sólo celebra para el cambio del año.

    Japón funcionaba hasta hace 50 y pico de años con esta costumbre. Pero, el 1 de enero de 1950, se cambió la ley y cuenta sus edades siguiendo al calendario internacional.

    Lu tiene suerte, porque nació el 3 de enero: ¡Feliz cumpleaños!

    Es decir... desde el día que nació, el 3 de enero, hasta el siguiente año nuevo tenía 1 año. En cambio, yo que nací el 5 de noviembre, cuando nací aquel día ya tenía 1 año y nada más pasar 2 meses, me han añadido 1 año de más. En cambió, Lu podría disfrutar un año entero con 1 año de edad...

    Si se trata de la cantidad de edad... no lo tienes tan mal, ¡eh! ¡Niña! ¡Qué cumplas muchos años más!

    martes, enero 02, 2007

    Fin de año y año nuevo

    El día 30, mi amiga Mika me invita a la cena del 31. "Hacemos una fiesta de fin de año, viendo el programa japonés por la tele satélite y comemos Shabu Shabu".

    Me aputno. Claro que sí. Este programa que hace muchísimos años que no lo veía, es una especie de Operación Triunfo, Tutti Frutti (que soy ya mayorcita) y la Noche... de no sé qué de la TV1 de aquella época.

    4 parejas (2 mixtas y 2 españolas), 2 japonesas orfanatas y 3 niños ahí en un comedor. En el comedor, han montado 2 mesas: una delante de la tele en Tatami y otra en otro rincón.

    Pasamos de todo. Ni etiqueta ni educación: pues los españoles en la mesa y las 4 japonesas en otra mesa en Tatami delante de la tele. Cada uno hace lo que le da la gana. Los que quieren la comida japonesa, a la mesa japonesa. Lo que quieren celebrar convencionalmente, en la mesa convencional.

    Total, comer y comer. A las 23:45, nos hemos preparado un fideo en sopa: Toshikoshi Soba. Hemos comido este fideo. A las 23:59:45, con 12 uvas en mano delante de la tele (TV3). Ha sido una locura.
    ******
    El día 1, les llamo a mis padres. No quiero ridiculizar, pero mis padres son mucho más divertidos que yo.

    Mi padre se queja de mi hermano y un día se le ocurrió escribir una carta para pegarle un sermón. Pues, en vez de escribir la carta con la mano derecha, decidió escribirla con la mano izquierda: según dice él, "Mi mano derecha no merece la pena escribir una carta para ese hijo, aunque sea el mío".

    No sabía que mi padre supiera escribir una carta con la mano izquierda, porque es diestro. Le he preguntado: ¿cómo la has hecho? Pues, me dice: Mira, me he entrenado durante 3 días para poder escribir las letras legibles con la mano izquierda.

    Padre. Por favor... El tiempo es oro. No gastes la energía para estas cosas. ¡Vive y le deje tranquilo a mi hermano! (Aunque mi padre tenga la razón...)

    Mi madre es mi madre. También tiene sus anécdotas. Pero, lo dejaré para otro día...

    ¡Shinnen Akemashite Omedetoo Gozaimas!

    **********

    PD: leo noticias por interné. Un suceso ocurrido en Japón de hoy es: un hijo de 51 años mata a su padre de 78 años, quemándo su casa cuando su padre está dentro: según dice este hombre detenido: "porque le pedí a mi padre que me diera el dinerillo, pero no me lo dio". Vaya...