miércoles, julio 23, 2008

La vida fácil (4)

La mercancía ha llegado: los cebos.

Mi estrategia era colocar un cebo en cada lado de mi piso. En este modo, las hormigas salen de agujeritos de la pared, encuentran la comida falsa, vuelven al agujero con la comida.

Estaba convencida hasta que había visto muchas hormigas que empezaban a atravesar por el piso con la comida falsa.

Es decir: nada más salir de la pared, encuentran el cebo, entran y cogen la comida, salen del cebo y ¡continúan su ruta de 7 metros! para llegar al otro lado.

Mi fantasía de las hormigas haciendo cola era "la búsqueda de la comida". Pero me han desilusionado...

Dicen que tanto jabalíes como gatos no saben dar la marcha atrás. Se ve que las hormigas tampoco...

2 comentarios:

*- naoko kawai -* dijo...

o.O? Qué cosas más raras que hacen las hormigas...

Satellite Girl dijo...

Pues sí. Lo fuerte es que lo he descubierto ahora, a estas alturas...