viernes, octubre 27, 2006

Algo pasa con LJMALDM (2)

Durante el verano, no he ido a mi caixa, pero ahora que entro 1 hor más tarde, puedo hacer gestiones antes de ir a trabajar. Gestiones... suena bien. En realidad, voy a la caixa para actualizar mi libreta.

Pues, esta mañana he tenido que hacer una transferencia, he ido a la ventanilla. Señorita dice: te cargará 62 centimos de comisión si lo hago yo. Digo yo: pero, para eso pago 2 euros mensual de no sé qué servicio. Señorita dice: Ah... ¿estás contratado con no sé qué servicio? Pues, vale. Te lo hago ahora mismo.

Justamente ayer, mi jefe me preguntó sobre la empresa con quién me ha costado de derme de baja. Me dijo: la compañía está cobrando unos 139 euros por el concepto de penalización de Baja. ¡Vigila, eh! Yo le contesté: ya miraré mi cuenta.

Al llegar al trabajo, he mirado fijamente la libreta actualizada.

TR. AL SEU FAVOR, 5,56

¿Quién me envía dinero? ¿5,56 euros?

Pues sí. Es la cantidad exacta de la factura de hace 2 días. Aquella que se suponía que me hubieran chorizado. Pues no. Me han devuelto.

Aquí está pasando algo... sí. Está pasando algo... Toco madera...

O quizá mi jefe tenga razón... Quizá me toca más que 5,56 euros...

Pues hemos llegado a la conclusión de que la compañía tiene una lista negra de los clientes quejicas (no morosos). Soy una de ellos para la companía: esta cliente es demasiado peligrosa, siempre nos da palo y es muy exigente, pues págale 5,56 mismísimos euros, y que se calle para siempre...

PD:
Bueno, para que los participantes de mi blog y los links del mismo no piensen que soy una frustrata, enfadada o quejica, digo mi opinión.

Pago la cuota para mi piscina. Es igual de caro como aquella línea de fibra óptica. No me he quejado nunca de mi piscina, pues es un club privado y de 7:00 (invierno 8:00) a 21:00 está abierto excepto 3 días en un año, te dan invitaciones, que eres accionista del club, etc. Algo similar que lo de Barça. Si voy o no voy es mi decisión. Ellos tienen su horario y cobra la cuota. Por otra parte, la línea de fibra óptica me promete 24 horas y 365 días al año de servicios, pero cuando quiero no me daban su servicio. 2 semanas sin mantenimiento, te cuelgan el teléfono 902, etc. Simplemente por eso, quería darme de baja. Creo que es algo normal, ¿no?

Los clientes siempre tienen razón. (Es algo internacional, creo yo)

5 comentarios:

hcr dijo...

Tienes toda la razón. Eres genial. Te admiro, de verdad.

Anónimo dijo...

El silencio vale dinero, mi querida.
¿Has probado hacer tus "gestiones" desde tu ordenador?
Es más fácil y cómodo que las ventanillas.

Satellite Girl dijo...

hola querido, sé que existe el sistema para gestionar mi cuenta desde casa... Pero, no lo hago, porque no me gusta estar pendiente de mi cuenta cada día con mi ordenador... Me gusta hablar con alguien que con una máquina... gracias por tu sugerencia ;)

Chi-isa-na dijo...

Confirmado, si prefieres hablar con alguien a hacerlo con una máquina, no eres japonesa...

Satellite Girl dijo...

¡Eh! Chi-Isa-na! bah, me he sorprendido a la hora de comprar un billete de metro en una estación de Tokyo. Por supuesto, que se compra con una máquina. Allí no hay ningún vendedor de billetes. Tú metes las monedas. Total unos 170 yenes. Pero, no las metes una por una como la máquina de café que tenemos en la cocina, que cada 2 por tres se atasca. ¡No! ¡6 monedas de golpe, tú! Hay un letrero: "esta máquina dispone de tragar 6 monedas de golpe".

Desde luego... he tardado contar las monedas si tengo 6... o 5... o 7... que si suman 170 yenes... Acabas metiendo un billete de 1000 por no equivocarte... Al final... un montón de monedas y no sabía que hacer con ellas... No soy japonesa...