martes, marzo 28, 2006

Bakuchiku

Un día petó la pantalla de mi ordenador. El día siguiente, apareció Bakuchiku.

El nombre es gracioso y muy apropiado, porque la manera que petó la pantalla era como si oyeras un petardo.

Pero, en realidad, no me gustan los petardos... Tampoco me gustan truenos... No es que me dan miedo, sino me ponen nerviosa. Con estos ruidos tremendos perdería el zen. Sí que lo perdería.

En fin, se me ha cruzado la imagen de Bakuchiku encima de una piedra.

1 comentario:

Chi-isa-na dijo...

Bakuchiku es un petardo simpático que salió de tu pantalla montado en una piedra. Es como la mascota de Mulan pero en pequeño. Los espíritus ancestrales nos acompañan y nos guían. tu no perderás tu zen porque Bakuchiku está ahí para recordarte que eres una japonesa en Santa coloma